Login con Facebook

Dzibanché

Horario y precio
Lunes a domingo de 8:00 a 17:00 horas
Costo $ 46.00 pesos

Localización
Se localiza 81 kilómetros al noroeste de la ciudad de Chetumal, capital del estado. Se accede siguiendo la carretera federal 186 Chetumal-Escárcega.

En el kilómetro 58 debe tomarse la desviación de 14 kilómetros, que conduce al poblado de Morocoy; continuar 2 kilómetros, por el camino que va hacia San Pedro Peralta y doblar a la izquierda en el punto marcado por los señalamientos.

El camino secundario pavimentado de 7 kilómetros, parte de este punto y desemboca directamente al sitio.

Orígenes de su nombre
El enorme asentamiento conocido como Dzibanché ocupa una extensión de poco más de 40 kilómetros cuadrados, con diversos conjuntos arquitectónicos de enorme monumentalidad y calidad constructiva. El nombre original se desconoce y Dzibanché es el topónimo que Thomas Gann asignó al sitio durante su visita en 1927. Significa literalmente “escritura sobre madera” y hace alusión a un dintel de madera tallada, que hasta hace poco se conservaba en el edificio VI y que fue retirado para garantizar su conservación.

Importancia
Se trata de uno de los asentamientos más grandes e importantes del sur de Quintana Roo. En su tiempo de esplendor debió competir en dimensiones y poder político con sitios como la poderosa Calakmul, en el vecino estado de Campeche o el cercano Ichkabal, ahora en estudio. La belleza y monumentalidad de los edificios de Dzibanché documentan la complejidad del sistema sociopolítico maya de la región y constituyen un excelente ejemplo del desarrollo arquitectónico de la zona.

Descripción del sitio
El recorrido por el conjunto Dzibanché inicia con el edificio VI, o Templo de los Dinteles, relativamente aislado, cuya primera etapa constructiva conserva un basamento con cuerpos ornamentados con un diseño de talud y tablero similares, pero con proporciones distintas a los construidos en Teotihuacán por esos tiempos.

En la sección superior puede verse un templo bien conservado, correspondiente a la segunda etapa constructiva, en el cual destaca un dintel de madera con la fecha 554 de nuestra era.

El recorrido llega hasta la Plaza Gann, nombrada así en recuerdo del primer visitante académico al sitio. En esta zona se conserva una serie de estructuras de diversas funciones y temporalidad, entre las cuales destaca el Edificio II o Templo de los Cormoranes, un gran basamento de planta cuadrangular sobre el que se erige un templo de excepcional altura y estrechez, complementado por unos pequeños tapancos en sus extremos. Sobre este templo pueden apreciarse los restos de una crestería que en su tiempo habría estado estucada y profusamente decorada.

Complementan la distribución de la Plaza Gann las estructuras 10, 11, 12 y 14, que corresponden a edificios residenciales construidos durante el Clásico tardío y terminal (600 - 1000 de nuestra era), así como el Edificio 13, o Templo de los Cautivos, donde se halló un basamento con varias etapas constructivas: en la primera del Clásico temprano destaca una escalera construida hacia 850 – 1000, en la cual se emplearon grandes bloques de piedra desmontados de otra estructura más antigua.

El arreglo de la plaza se complementa con el Edificio 16 o Templo de los Tucanes, que es también un edificio con una larga secuencia constructiva, en la que destaca la arquitectura del Clásico temprano y las posteriores renovaciones que se pueden detectar.

Hacia el extremo noreste de la plaza Gann puede accederse a la plaza Xibalbá, que funcionó como el centro principal de la ciudad desde tiempos muy tempranos. Es posible que el trazo original corresponda al Preclásico tardío (alrededor del año 200 antes de nuestra era), aunque las estructuras que hoy pueden verse comenzaron a ser construidas en el Clásico temprano (cerca del 200 de nuestra era).

La estructura principal de la plaza es el Edificio 1, o Templo del Búho, una construcción con al menos tres etapas constructivas. La más notable muestra típicas molduras en delantal características del Clásico temprano. En la sección superior del basamento hay un templo de una sola crujía, equipado con una banqueta.

La plaza Xibalbá se complementa con dos palacios, denominados norte y sur, cada uno de los cuales cuenta con nueve vanos o accesos, posible alusión a los nueve niveles del inframundo.

blog comments powered by Disqus

Eventos

Eventos no encontrados.

Twitter